10 citas bobas pero lindas / Foto: Wallpapers 13

Las citas bobas y al mismo tiempo románticas son un abanico de posibilidades para conectar con alguien más. Les damos algunas opciones.

Las citas bobas no tienen por qué ser algo aburrido o patético. Es la oportunidad ideal para divertirse, buscar algo original, y hasta probar la química entre ambos.

El punto de estas 10 ideas bobas pero lindas para citas es dejar la vergüenza en casa, aprender a reírse de sí mismos, y hacer cosas que nunca habían hecho con alguien especial.

Los monos

El reto consiste en visitar un parque, un vivero o un bosque y treparse a tantos árboles como puedan, los más altos que encuentren, y tan alto como les sea posible. Obviamente lleven ropa cómoda y tómense muchas fotos para presumir en redes sociales. Y ya que están ahí, pues aprovechen para hacer de la cita un picnic romántico, con vino, quesos, carnes frías, uvas, peras y chocolates.

Trepar árboles es más divertido de lo que parece para citas bobas. / Foto: Wild Things Publishing

Los ratones de biblioteca

Esta es ideal para conocer los gustos literarios del otro, y de paso para ver qué tanto le gira la ardilla. Tienen que ir a una biblioteca o librería gigante y buscar juntos sus libros favoritos, dejando notas sobre sus capítulos o personajes favoritos escondidas en los libros para que futuros lectores las encuentren. ¡Solo consideren no dejar spoilers!

¿Citas bobas entre estantes de libros? / Foto: Yeadon Library

Los unicornios

Hablando de fotos para redes sociales, otra cita divertida podría ser imaginaria. ¿Cómo? El objetivo es subir fotos a sus redes sociales sobre una aventura falsa. Pueden usar ropa china y llevar palillos chinos a su cocina, posar con arroz y decir que visitaron el mejor restaurante de comida china de sus vidas, o posar empapados con trajes de baño frente a un lago y crear una historia sobre su primera experiencia en kayak.

Hagan de la ficción algo real en sus citas bobas. / Foto: Couple Of Men

Los superhéroes

Adiós inhibiciones. En las ideas anteriores el chiste se quedó entre ustedes, pero ahora hay que interactuar con más personas, desconocidos. Vístante de sus superhéroes favoritos y persigan gente cometiendo infracciones menores como tirando basura o no limpiando lo que hizo el perro. Esta sirve para que platiquen horas sobre sus infancias y se conozcan mejor, y de paso para hacerle un favor a su comunidad.

Citas bobas con capas y antifaces / Foto: Tribuna

Los pilotos

Y hablando de la infancia, ¿qué mejor que añorar mejores tiempos construyendo un fuerte con cajas, cojines y cobijas, y atacándose con aviones de papel? Pensándolo bien, sí hay algo mejor: incluyendo una zona para jugar El suelo es lava. Qué recuerdos…

¡A volar en sus citas bobas! / Foto: Youtube

Mira también: ¿Jugamos con tus pelotas o las mías?

Las panteras rosas

¿Recuerdan cuando, en la película Amelie, ella se mete al departamento del señor amargado a cambiar las perillas, la pasta de dientes y las pantuflas para hacerlo miserable? Esta es una versión ligera: cuando visiten el departamento de amigos, pongan de cabeza tantos cuadros y fotografías como puedan sin que sus amigos se den cuenta, muevan adornos, jueguen un poco en la alacena y el refrigerador, y al irse, compartan todo lo que hicieron entre ustedes. El que haya hecho menos travesuras tiene que darle un masaje al ganador.

¡A portarse mal en sus citas bobas! / Foto: Pinterest

Las golondrinas

Aparten un fin de semana, vayan a la estación de tren o autobús y compren boletos para el lugar más barato, cercano y bonito que encuentren. Es importante que, antes, se pongan de acuerdo para empacar ropa similar, y que a la mera hora uno no llegue con traje de baño y el otro con abrigo. Un pueblo pintoresco funciona con playeras, jeans, tenis y una chamarra ligera.

A empacar para sus citas bobas / Foto: Time Out

Los nerds

Vayan a un café y escriban un pequeño cuento juntos. Si se quedan sin ideas, es momento de preguntarle a desconocidos. ¿Quién sabe? Si hacen algo bueno, métanse a un concurso, hasta podrían llegar a tener en sus manos el siguiente Game of Thrones. Crear historias de ficción es perfecto para darse cuenta de qué tan creativo es el otro, algo que puede ser de mucha ayuda si la relación crece y llegan a enfrentarse a problemas.

*En sus citas bobas le saca la punta… al lápiz* / Foto: Intree Week

Los asiáticos perdidos

¿Les ha pasado que han vivido años, sino es que toda su vida, en la misma ciudad, y siempre han tenido ganas de hacer algo muy turístico, pero siempre se atraviesan pretextos para no hacerlo? Es momento de dejar de confesar apenados en reuniones que son los únicos que no han ido a ese museo o que no se han subido a ese autobús. ¿Y por qué no hacerlo en su cita? Hagan una lista de lo que quieran visitar, no importa cuán trillado sea, y no esperen un día más.

Algo inesperado puede estar a unos pasos en tus citas bobas / Foto: Andina

Las mascotas de la escuela

Una idea más para que conozcan más sobre el pasado del otro es llevarse a las escuelas primarias, secundarias, preparatorias y universidades de cada uno, y contarse las mejores historias sobre sus clases, sus amigos, sus maestros, sus concursos, sus premios y sus castigos. Vayan a comer a la cafetería, es increíble hasta para uno mismo. Pueden dedicarle un día a uno y otro a otro, o hagan un mapa y vayan a los lugares que se encuentren cerca.

En sus citas bobas, ¡a buscar el anuario! / Foto: Daily Press

Mira también: ¿Nos estamos haciendo inmunes a las citas románticas?

Como pueden ver, no se necesita ser romántico o tener demasiado dinero para pasar un buen rato con alguien especial; el momento especial y el romance lo hace uno. En mi opinión, no hay nada más lindo que reírse con esa persona.

¿Qué les parecieron? ¿Han hecho ya algo así? ¿Quieren compartirnos más ideas?

Tienes que leer también: