El pequeño Benicio luce feliz con su familia. / Foto: TN

Llevan 11 años juntos, están casados desde hace seis y decidieron sumar a alguien más a su vida. Al poco tiempo se enteraron de que el pequeño que adoptaron padece parálisis cerebral.

La vida de Damián y Pablo Alejandro era como la de cualquier otra pareja. Casados desde hace seis años, los enamorados chicos tenían un sueño: ser padres.

Hace tan solo cuatro años la suerte los favoreció: una llamada telefónica les dio la noticia de que un pequeño recién nacido esperaba una familiaFue la misma madre del pequeño quien decidió darlo en adopción a la pareja, así Benicio llegó a sus vidas.

El embarazo fue prematuro. Treinta semanas de gestación le valieron al recién nacido una estancia de 45 largos días en neonatología (cuidados intensivos para recién nacidos).

Luchando por sobrevivir y con una una infección intestinal causada por la inmadurez de sus órganos, Benicio era observado a distancia por Damián y Pablo Alejandro, sus ahora padres.

Damián, Benicio y Pablo en familia. / Foto: TN

Mira también: ¿Cómo crecen los hijos de las familias homoparentales? Este estudio lo revela

Según los médicos, a la recuperación del menor le favoreció el amor que la pareja le dio. En entrevista para TN, la pareja aseguró:

La primera vez que tuvimos contacto fue casi al mes de vida. Ahí empezamos a relacionarnos con nuestro hijo. Los médicos dicen que fue un antes y un después en la vida de Beni, porque antes estaba deprimido, sentía el estado de abandono. Había pesado un kilo cuatrocientos al nacer y cuando dejamos el hospital, pesaba dos kilos setecientos. Lo sentimos nuestro desde el primer día. Atravesamos diferentes situaciones, pero para nosotros no había nada más importante en el mundo que su salud. Hubieron días en que los médicos no sabían si iba a pasar la noche.

Sus padres adoptivos recuerdan el momento en el que supieron que Beni tenía parálisis cerebral. Fue a los cinco meses de haber dejado el hospital cuando se percataron de que su desarrollo no era igual al de otros chicos. Después de acudir a varios especialistas, le descubrieron una parálisis cerebral con una cuadriplejia espástica.

A partir de ese momento, la pareja enfocó toda su atención en conseguir los tratamientos adecuados para Benicio. Una tenotomía (intervención quirúrgica para mejorar un desequilibrio muscular) formó parte de esos tratamientos. Pablo compartió:

Se le salía de lugar el hueso de la cadera debido a su pasticidad. Esa rigidez producía que la cadera se abriera. Le colocaron botox de las rodillas para abajo y tuvo buenos resultados, pero no todo lo que nosotros esperábamos. Encontramos una alternativa en México, en Durango, que es una cirugía mínima directamente sobre los músculos. Se corrigen posturas con pequeñas incisiones y el resultado es para toda la vida.

Pablo compartiendo momentos con Benicio, su hijo. / Foto: TN

¿Qué cirugía necesita el pequeño Benicio?

La cirugía que Benicio necesita, según especialistas mexicanos, consiste en 48 correcciones. En estas operaciones se liberarían los músculos, logrando que su cerebro deje de enfocarse en el movimiento para ahora encargarse de otras funciones, tales como el habla.

Sin duda, esto mejoraría la calidad de vida del menor. Los médicos determinaron que Benicio era apto para la cirugía, pero esta no se ha podido realizar debido a su precio (seis mil dólares, casi 120 mil pesos mexicanos). Esa cantidad no es algo que está en las posibilidades de sus padres.

Ambos han buscado la forma de recaudar la cifra. Damián, un restaurador de muebles, y Pablo, un peluquero, intentan juntar el dinero vendiendo comida, almuerzos y realizando juegos (bingos) en Rosario, Argentina.

El 31 de octubre, Benicio cumplió cuatro años. Y mientras sus padres recaudan el dinero para la cirugía, Damián y Pablo le dan todo su amor, tiempo y dedicación.

Benicio nos enseñó que el tiempo es lo más valioso que podemos darle. Aprendimos que los problemas que uno se hace son innecesarios porque hay cosas que realmente son más importantes.

Benicio necesita nuestra ayuda, la cirugía puede cambiar su vida. / Foto: TN

Mira también: La foto de 1983 que mostró a una familia homoparental en famosa revista

La pareja comparte este mail de contacto por si alguien desea contactarlos y, así, poder ayudarlos: polo_1899@hotmail.com.

¡Necesitamos ayudar a Benicio!