La gestación subrogada es una opción para las parejas homosexuales que quieren comenzar una familia. / Imagen: Baby Gest

Gestación subrogada, maternidad subrogada, gestación por sustitución… Entérate de qué es, sus pros y contras, y cómo es contemplada en México.

Es conocida de muchísimas formas pero la más usada legalmente es “gestación subrogada”. Se trata de la práctica mediante la cual una mujer acepta embarazarse y dar a luz en lugar de otra persona. Y después del parto, la o las personas que contrataron a la mujer gestante se convierten en los padres del bebé.

Hay tres características en cada caso con su contraparte. Primero, el embarazo puede ser tradicional (la gestante da los óvulos) o gestacional (el óvulo fecundado es de otra mujer). Segundo, puede ser una subrogación comercial (la gestante cobra) o una altruista (no hay intereses económicos). Y por último, es posible que sea intrafamiliar (la gestante forma parte de la familia) o extrafamiliar (no existe relación de parentesco). A la mujer que llevará acabo el procedimiento se le conoce como «gestante» y a quienes se apoyan en ella «padres de intención».

A la maternidad subrogada gestacional también se le conoce como “completa”. / Imagen: Baby Gest

La forma más común de llevar esta práctica a cabo no es “a la antigüita” sino con la fecundación in vitro o la inseminación artificial.

¿Cuáles son los pros de la gestación subrogada?

Las personas solteras, las parejas heterosexuales que no pueden concebir y las parejas homosexuales son quienes se ven beneficiadas de este proceso.
Por su parte, la gestante puede recibir una compensación económica si así lo desea.

Las parejas homosexuales ven en la gestación subrogada una oportunidad de formar una familia. / Imagen: Surrofair

Para la comunidad LGBT+, se materializa la posibilidad de tener un hijo o hija con sus rasgos genéticos. Por ejemplo, está el caso de Matthew Eledge y Elliot Dougherty, quienes tuvieron a su bebé gracias a la madre de Matthew (ella fue quien parió a su propia nieta). De esta manera, los homosexuales ejercen su derecho a tener una familia. Y —siempre y cuando sea por su voluntad— la gestante ejerce libertad sobre su cuerpo. Este proceso puede hacerse de manera personal o por medio de una agencia, donde expertos se encargan de las cuestiones legales y médicas.

Sin embargo, existen algunos problemas…

La explotación de mujeres para la gestación subrogada es una realidad en muchos países. / Foto: El Español

El principal riesgo de la gestación subrogada es la explotación de la mujer. Noel Keane, pionero de los años setenta en la venta de alquileres, abrió una clínica para dedicarse a este negocio. El embarazo es un procedimiento complicado, y es fundamental garantizar la seguridad y la salud de la gestante.

Segundo, puede haber incumplimiento por parte de la agencia contratada o de la clínica. Otras cuestiones más graves son: arrepentimiento de la gestante o de los padres. Malformación del feto. Separación de los padres antes de la entrega del bebé. Fallecimiento de la gestante o de alguno de los padres (o de ambos). Negación de la gestante a separarse del bebé. Dificultades administrativas para salir del país con el bebé.

Problemas que se pueden presentar en la gestación subrogada. / Imagen: Baby Gest

¿Cuál es la situación de la subrogación en México?

En países como México, Rusia, E.U.A, la gestación subrogada es legal. / Imagen: Baby Gest

En México, la subrogación es implícitamente legal en CDMX (el artículo 162 del Código Civil menciona que la asistencia científica para la reproducción es legal). Sin embargo, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) señala que de los más de 100 establecimientos que se dedican a los procesos de reproducción humana asistida, solo 52 cuentan con la autorización de llevar a cabo la gestación subrogada.

En Tabasco se mantuvo regulada en el Código Civil local, sin embargo solo era legal si la madre de intención era incapaz de concebir. Respecto a la entrega del niño recién nacido, el Código Penal del Distrito Federal (hoy Ciudad de México) establece lo siguiente:

Al que con el consentimiento de un ascendiente ejerza la patria potestad o de quien tenga a su cargo un menor, aunque esta no haya sido declarada, lo entregue ilegalmente a un tercero para su custodia definitiva a cambio de un beneficio económico, se le impondrán de dos a nueve años de prisión.

Es por ello que Morena buscará regular esta práctica. La senadora Olga Sánchez Moreno busca que todos y todas podamos ejercer nuestro derecho a la familia, a la igualdad y a la no discriminación. ¿Qué tal?

Solo hay que poner atención que no se explote a las mujeres. Es importante regular esta práctica y que no sea utilizada para otra cosa más que para dar y recibir amor.

¿Qué te parece la gestación subrogada? ¡Déjanos tus comentarios!

Con información de Animal Político, El Sol de México, Revistas Jurídicas UNAM y Baby Gest