Con orgullo la OMS anunció una grata noticia

La Organización Mundial de la Salud ha descartado la transexualidad como una enfermedad mental. La transexualidad o una persona trans forma parte del colectivo LGBT+, la cual se refiere a una persona que no se identifica con el género que le fue asignado al nacer, es decir, que tiene sentimientos de pertenencia con el sexo opuesto.

Después de once años de trabajo e investigación, la OMS decidió que la transexualidad, que es un desorden de identidad de género, tenía que salir del apartado de enfermedades mentales y entrar dentro de la clasificación de comportamientos sexuales. Se va mantener dentro de esta clasificación debido a que, en muchos países, si la diagnosis no está incluida en la lista, ningún servicio médico u hospitalario reembolsará el tratamiento.

Queremos que las personas que padecen estas condiciones puedan obtener la ayuda sanitaria cuando la necesiten.

Shekhar Saxena, Director del Departamento de Salud Mental y Abuso de Substancias de la OMS.

También explicó que la transexualidad dejo de ser una enfermedad,

“porque no hay evidencias de que una persona con identidad de género deba tener automáticamente al mismo tiempo un desorden mental, aunque suceda muy a menudo que vaya acompañado de ansiedad y depresión.

Además, recalcó que

si las personas con un desorden de identidad de género se les identifica automáticamente como alguien con un desorden mental, en muchos países se les estigmatiza y puede que les reduzca las oportunidades de buscar ayuda.

La Clasificación Internacional de Enfermedades es una codificación estandarizada de todas las enfermedades, desórdenes, condiciones y causas de muerte, las cuales sirven para que los países obtengan datos estadísticos y epidemiológicos y de esta forma puedan crear programas y acciones en consecuencia.

Todo esfuerzo tiene su recompense. Sigamos luchando por nuestros derechos.