Foto: LDS

El género es eterno, el matrimonio es heterosexual y todo lo demás es satánico, afirma el líder mormón Dallin H. Oaks.

En el primero de los dos días que dura la Conferencia General Semianual de la Iglesia de Jesús de los Santos de los Últimos Días, su líder Dallin H. Oaks emitió una serie de comentarios sobre lo que él considera que va en contra del plan de Dios. Y no solo eso, sino que también es «obra de Satanás». Entre esas diabluras, por supuesto que incluyó a la diversidad sexual.

El mensaje le salió bastante incongruente, pues comenzó hablando sobre la importancia de ser compasivos los unos con los otros y que Jesús nos ha enseñado a amar y tratar a otros como queremos ser tratados; un muy buen consejo en realidad. Pero, como muchos de los buenos consejos, se dan y se predican, pero quien lo recomienda no lo sigue. Dallin H. Oaks soltó la primera piedra diciendo que Satán buscaba sacarnos del camino del bien al tergiversar los conceptos de género y hacernos pensar que el matrimonio puede ser otro además del de mujer y hombre.

En sus palabras, «el género es eterno»; es decir, eres hombre o mujer desde antes de que naces y hasta que te mueres, por los siglos de los siglos, amén. Por lo tanto, la comunidad trans ya vendría siendo lo que Dallin —y Señora Católica— llaman obra de Satánas… o del maligno. Aparte, como «la feminidad y las masculinidad también son parte del plan de Dios», si fluctúas entre estos dos géneros o eres de género no binario, también es obra del maligno.

¿YA LEÍSTE ESTO?
AMLO suspende apoyos para prevenir el VIH y el sida

Mira también: ¿La religión como fuente de odio?

Foto: Maje

Y luego siguió con el matrimonio igualitario. ¿Ustedes qué creen que dijo? Así es: #ObraDelMaligno. Por esto recomendó a la humanidad que soportara las fuertes presiones sociales y legales que vemos en este mundo cambiante, porque formaban parte de la oposición; una oposición que «aunque está en el plan de Dios, también viene de Satanás».

Imagen: Tenor

Estos son los comentarios de un hombre bastante intolerante y desinformado en cuestión de lo que es natural y lo que no, que desafortunadamente dirige una institución con mucha presencia en todo el mundo y para muchas personas. Estos violentos comentarios han tenido efectos devastadores en algunas personas que, por diferentes razones, confían en la palabra de individuos como Dallin H. Oaks, quienes deberían actuar y hablar en consecuencia de las responsabilidades de su cargo y profesar el amor y la compasión que promulgan. Porque nunca sabes cuando un comentario tuyo va a ser la gota que derramó el vaso de alguien más.

¿YA LEÍSTE ESTO?
PAN se pronuncia abiertamente en contra del matrimonio igualitario

La iglesia por su cuenta —aunque intolerante también—, ha tomado medidas de apoyo a la comunidad, como donaciones a grupos activistas que buscan prevenir el suicidio LGBT+, o la creación de Mormon and Gay, con un tono más compasivo, pero que tiene esa sutil línea que busca que las personas LGBT+ de la comunidad eventualmente puedan encontrar «a alguien del sexo opuesto que puedan amar».

Mira también: ¿Cómo ayudar a disminuir los suicidios en la comunidad LGBT+?

Aún queda un largo camino por recorrer y mucha revolución por hacer para que el mundo entienda que la diversidad existe y no va en contra de nada; que es hermosa, nos enriquece y que, de existir una, uno o varios dioses, definitivamente forma parte de su plan.

Con información de The Advocate y The Salt Lake Tribute.

Tienes que leer también: