Foto: Milenio

Este maestro de primaria ha sufrido de maltrato físico y verbal por parte de sus compañeros.

Juvencio Adán Cervantes es un maestro que desde hace unos años ha dedicado a dar clases en una escuela primaria de Orizaba, Veracruz y es homosexual.

Durante su estadía en esa primaria 7 maestros se encargaban de hacerle la vida imposible porque no toleraban que fuera gay, era constantemente agredido física y verbalmente, por lo que procedió desde hace unos meses a levantar una denuncia por acoso laboral.

Recientemente acudió a la escuela a dar clases y se dio cuenta que ya estaba dado de baja y nadie le había informado, acudió a la Supervisión Escolar de Orizaba pero nadie le ha podido dar respuesta ya que el supervisor “no se encuentra”.

Foto: observadorveracruzano.net

Los maestros a los que demandó se dieron a la tarea de recaudar firmas en otras escuelas para que lo destituyeran de su puesto e incluso han estado difamando en contra de Juvencio, pues están diciendo que en la escuela en la que estaba anteriormente había tenido muchos problemas.

Cabe destacar que ninguna autoridad como la Secretaría de Educación de Veracruz o el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación han hecho nada al respecto y Juvencio necesita saber qué va a pasar con su caso para que le digan a que escuela va a ser transferido antes de que pierda el ciclo escolar.

Su orientación sexual no tiene nada que ver con la educación que él imparte.