Foto: Yorokobu

El actor y director británico Rupert Everet será quien dé vida al escritor homosexual autor de De profundis.

Gracias al material biográfico que ha surgido después su muerte, sabemos que Oscar Wilde pasó sus últimos días en la pobreza más cruda, además de ser descalificado por la opinión pública debido a la manera en que llevaba su vida. Sin embargo, tiempo después el escritor británico se convertiría en una de las máximas figuras de la literatura mundial.

Wilde también pisó la cárcel, por lo que fue acusado de libertinaje, indecencia y sodomía debido a su abierta homosexualidad. Esta etapa ha sido parte del interés creativo de Rupert Everett, quien, además de protagonizar la cinta, funge como director de la misma.

La historia narra la decadencia de Wilde tras sufrid una traición por parte de Lord Alfred Douglas, suceso que lo orilló a tratar de cometer un crimen en contra de éste que más tarde lo llevaría a prisión luego de ser denunciado por el padre de su amante, el Marqués de Queensberry.

Podría haber huido o haberse retractado. En lugar de eso eligió sacrificarse, fascinado por la idea de un Jesucristo que escoge ser víctima y pagar por ello, para redimirse a continuación. La historia de Oscar Wilde es y seguirá siendo importante, aunque sea por todos los países donde los homosexuales siguen sufriendo persecución.

declaró Everett.

Entre los actores que participarán en la cinta se encuentra Colin Morgan (Lord Alfred Douglas), Emily Watson (esposa de Wilde), Colin Firth (como Reggie Turner, amigo del escritor) y Edwin Thomas (editor literario).

Cabe mencionar que Happy Prince fue estrenada en el marco del Festival Internacional de Cine de Berlín, el prestigioso certamen cinematográfico que reconoce lo mejor del cine de talla mundial.

Este es un buen momento de acercarnos a la obra de uno de los íconos literarios gay que sufrió, al igual que nosotros en pleno siglo XXI, acoso, homofobia y persecución por parte de la intolerancia de la sociedad.