Sí, las drags esconden su nepecín de diversas formas... Aquí algunas. / Foto: Especial

Porque ser drag queen no solo se trata de verte espectacular, ser creativa y dar un buen show… bueno sí, pero ahí abajo hay un detalle más para cuidar.

Para quienes crean que el transformismo es un trabajo fácil, están muy equivocados. El arte de crear un personaje femenino con rasgos exagerados es todo un show… literal. Ser drag queen no se basa solo en ponerte la peluca bien ajustada para poder aventarte la pirueta voladora en el escenario mientras das tu show. Como parte de TODO lo que implica dicha transformación, está el tema de saber esconder bien a tu “amiguito”.

Así como lo lees. Si tú también viviste en un mentira —como yo— pensando que esto no era necesario, sí. Las drags tienen que recurrir a esconderse la anaconda para que nada se salga de su lugar durante el show. Dato cultural: este procedimiento es conocido como “montarse”.

Homosensual habló con Lucila, María Bonita, Bree, Carmina y Lila Vanila sobre su experiencia en dicha práctica, y de paso le dio sus cachetadas a este redactor por no saber algo como esto.

¿A qué hay que recurrir para para esconder bien el ganso?

La mayoría de las drags consultadas por Homosensual recurren a formas para “esconder la mazacuata”; sin embargo, hay quienes usan “las cinco medias” y “el ‘calzón-faja'” y eso les basta para que “nada se mueva”. Pero también hay quienes buscan que visualmente no sea visible el bulto, ¿cómo lo logran?

¿YA LEÍSTE ESTO?
9 cosas que NO debes decirle ni hacerle a una drag

Servilleta de cocina

Cual taco, el nepe es envuelto en una servitoalla. Sí, esas que tu mamá usa para quitarle la grasa a las papas fritas con la esperanza de que absorba todo el exceso de aceite… ¡esas! Una vez envuelto el miembro (sin erección), el otro extremo de la servitoalla es jalado por en medio de las piernas hasta llegar al booty, ahí es donde se atora la servilleta. Esta técnica logra que tu nepe no sea visible, pues este estará escondido entre tus piernas.

Cinta adhesiva

Para esta técnica es importante tener tus kiwis bien depilados. Pues, si no quieres sufrir el dolor de arrancarte los vellos con el pegamento, tienes que pasar el rastrillo a conciencia. Una vez que tus kiwis pasan a ser unos lindos duraznos sin cáscara, tienen que subirse a la cavidad de la pelvis para que, después, un pedazo de cinta sea pegado entre las piernas. Así es como se adhiere este material a la piel. Después de esto, el “cíclope” se pega sobre varias capas de cinta. El término es conocido como “encintarte”.

¿YA LEÍSTE ESTO?
Un poco de historia: ¿cuál es el origen del drag?

Toalla femenina

Esta funciona casi igual que el “encintado” que conocimos aquí arriba. Las toallas sanitarias cuentan con un pegamento en el dorso, que está diseñado para que se pegue en las bragas de las chicas y la toalla no tenga oportunidad de moverse. Entonces llegan las drags y ¡TRAZ! El pegamento ahora es utilizado para ponerlo sobre el nepecín y jalarlo hacia atrás. La técnica, para algunas, es muy cómoda.

Todas estas técnicas son reforzadas con varias medias, algo que ayuda a que sean seguros tus movimientos en el escenario. Yo me quedé como estúpida al leer estos testimonios. Agradecemos a nuestras cinco chicas drags por compartir sus historias para la realización de esta nota.

Así que ya lo saben, Homosensuales: peluca, tacón, la montada y ÁMOONOS. *Se va con cuidado por la sombrita*

Tienes que leer también: