“Ofrecer amistad al que pide amor es como dar pan al que muere de sed”

– Ovidio-

¡Ah! La falta de amor– lo paradójico del desamor es que puede cobrar factura en una variedad de suplicios que contrastan con el singular y aislado frenesí del amor. Desde el “Douleur Exquise”, de no poder estar con quien se ama, el “Skinny Love” de no hallar la manera de expresarse, u otras penas más intensas como la ruptura de una relación o las mentiras y/o falsas promesas. Toda circunstancia que tenga como resultado una punzante sensación en el estómago, ganas de tirarle un puñetazo a la cara del otro y siempre acompañada de una agria melancolía, cuenta como desamor. Pero ahí anda uno, y luego se da de topes, como dice Lope de Vega –El amor tiene fácil la entrada y difícil la salida

Pero ¿que sería de nosotros sin esos tropiezos? a final de cuentas nos hacen  más humanos y más sabios, cuando das cuenta que tu corazón comenzó a sanar eres ya más fuerte y de cierta forma una versión más íntegra de ti [email protected]

Acá dejo unas canciones para recordar/olvidar/superar a esas personas que no corresponden a nuestro amor. No es una composición triste, más bien creo que son canciones “maduras” aún que no puede falta la nota lóbrega al final.  *Le dicen el azotado*