Hace ya más de un par de décadas que la homosensualidad y yo nos llevamos de la mano.

Si así como yo te diste cuenta de tu orientación homosensual desde la niñez, seguro que te sucedió alguna de estas cosas:

Veías los Power Rangers para ver al Rojo.

¡Oooooh Jason! él fue mi primer crush, y aunque en aquel entonces yo desconocía de atracción o cualquier cosa similar, sí me hacía sentir como «cosquillitas» ¿y cómo no? O sea, tank-top much? Bíceps much?… Para ser justos también la Power Ranger Rosa se me hacía bonita… ahora entiendo que además de ser gay, siempre vivió una drag queen dentro de mí.

Eras el portero cuando tocaba jugar Football

Porque no valías ni un bledo en la cancha y los demás se tentaban el corazón para no desafanarte, la mejor opción era que te quedaras quietecito en la portería para que intentaras parar la pelota cuando un (Little) mother-f*cker del equipo contrario se acercara… pero ni eso podías hacer bien… quién diría que años más tarde ciertamente sí se las paré a unos cuantos del equipo contrario.

Anime everywhere

Cuando jugábamos los de mi colonia a Sailor Moon, por ejemplo, a mí me tocaba ser Tuxedo Mask, pero siempre quería ser Serena. Cuando veía Dragon Ball decía que me gustaban las peleas, pero lo que me gustaba eran los tremendos músculos. Siempre me decían de chiquito que yo era Seiya de Los Caballeros del Zodiaco, pero yo quería ser Andrómeda. Yo quería ser Marina de las Guerreras Mágicas. Yo quería ser «amigo» de Yukito y Touya en Sakura Card Captor. Yo quería ser una bruja de Magical Doremi, o sea yo me hubiera conformado con ir a capturar pokemons con Brock.

¿YA LEÍSTE ESTO?
Lo que debes saber sobre ser un trabajador sexual

Boy Bands//Girl Bands

Si algo le aportaron las bandas musicales de los noventas a la comunidad gay fueron ¡Coreografías! Desde los Backstreet Boys hasta Jeans, pasando por Aqua, NSync, las Spice Girls, Destiny’s Child y tantas otras… Todas me las sabía al dedillo. Luego fueron saliendo otros solistas que vinieron a empeorarlo todo como Britney y Christina que con sus canciones forjaron el hombre pasivo que soy hoy en día.

Caricaturas ochenteras

Ok, yo soy totalmente un niño de los ’90s, pero aún así me tocaron caricaturas que formarían mis futuros intereses. Por ejemplo, de niño vi Los Ositos Cariñositos (mi interés en los osos, claro), Mi Pequeño Poni (Arneses), Rosita Fresita (bottoming), Los Pitufos (orgías), He-Man (musculosos), Los Muppets (juego de roles), Transformers (trans…verstite), Los Thundercats (calzoncillos y vello), Los picapiedra (juego duro y pesado), Alvin y Las Ardillas (tríos) y Cathy la Oruga (le entro aunque la tenga chiquita y fea…quizás tenga un buen corazón…y/o una buena cartera).

Lucha libre

Tarde dominical y lo único para pasar el tiempo es sentarte a ver las luchas. Yo lo consideraba algo casi inmoral (es en serio) pero tenían todo lo necesario para producir una película de xxx gay decente: más de un par de hombres musculosos, trajes coloridos, botas, sudor, calzoncillos, melenas largas, malas actuaciones y contacto físico demasiado intenso. Como sea, recuerdo que a veces le dejaba en ese canal… nada más por que sí.

¡Barbie!

Voy a confesar algo que nunca le había dicho a nadie… ¡Yo siempre quise jugar a las muñecas, y Barbie era la mejor! ¡Y nunca podía! ¡Ni me dejaban! ¡Por eso les bajé al novio a todas sus muñecas! ¡Sé quien quieras ser! #PlacerCulposo #Traumadodeporvida

¿YA LEÍSTE ESTO?
¿Las etiquetas dañan a la comunidad LGBT+?

Oye ¿te gustan los niños?

F*ck! Esa pregunta era el pan de cada día. Ya de que escuchabas a alguien decirte: «oye ¿te puedo hacer una pregunta?» y en ese entonces tú eras así de: «Pues no sé, o sea a quizás, lo que más me gusta son los dulces» o en mi caso, simplemente lloraba en un rincón. Lo que quiero decir es que simplemente no le preguntas a un niño de nueve años ese tipo de cosas ¡déjenos en paz!

Muchachas en bikini

Desde siempre la figura femenina y sus curvas han engalanado lugares de cultivo intelectual como: la recámara de tu tío, el taller mecánico de la esquina, las revistas de tu papá, las paredes de los baños públicos y los comerciales de cerveza. Y cuando te tocaba estar frente a una de esas imágenes pues nada… mira que bien va peinada la muchacha… a pero que no te tocara ver al Fernando Colunga sin camisa porque no sabías ni para donde hacerte. Sí #BeenThere #DoneThat

El tema incómodo de la niñez

Cuando por azares del destino las charlas tocaban el tema de la homosexualidad y tú te ponías nervioso y atinabas a decir: «a mí me gustan las viejas» aunque en tu mente eras como: «¿verdad?»

*Lo vamos a dejar en 10, por que esto se está poniendo muy real y ya no sé si reír o llorar, comenten si se recuerdan de otro*

Así que felicidades, si te identificaste con esto no sólo significa que eres demasiado viejo para ser millennial y demasiado chavo como para ser chavorruco, también significa que eres más gay de lo que te imaginabas. ¡Sigue así!