Consumir una dosis adecuada podría mejorar tu desempeño en la cama. / Imagen: Especial

Si la consumes con moderación, una pequeña dosis podría mejorar tu desempeño en la cama. Te explicamos los motivos.

Seguramente has escuchado que no es buena idea realizar varias actividades cuando consumes alcohol, por ejemplo, conducir. Sin embargo, esta sustancia podría ayudarte en algunas otras actividades, por ejemplo, en el sexo. Y, sin lugar a dudas, el vino tinto podría mejorar tu desempeño en la cama.

La cantidad recomendada para gozar de los beneficios del vino es de dos copas. ¿Por qué? En este nivel de alcohol, las personas se vuelven más abiertas y aumenta la conducta social. Además, el cuerpo del hombres empieza a producir testosterona, la hormona responsable de la excitación. A continuación te explicamos otros beneficios del vino.

Beneficios para ambos sexos

A parte de ser poseer propiedades antioxidantes y ser bueno para el corazón, el vino es un excelente vasodilatador. José Luis Arrondo, médico del Hospital de Navarra en España, aseguró durante la segunda jornada del XV Congreso Latinoamericano de Sexología y Educación Sexual, en Alicante, España, que el vino mejora la irrigación de la sangre en todo el cuerpo, especialmente en la zona genital.

Recuerda que no debes consumir más de dos copas, de lo contrario no disfrutarás plenamente del sexo. / Foto: Revista Escenarios

Una investigación de la Universidad de Florencia demostró que el vino tinto aumenta más el deseo sexual en las mujeres, en comparación con otras bebidas alcohólicas. Además, la irrigación de la sangre en la vulva favorece la sensibilidad de la zona, elevando el nivel de placer. Por su parte, en los hombres mejora las erecciones por la cantidad de sangre que llega a la zona genital. Además, se comprobó que el vino incrementa la producción de testosterona, lo que se traduce como un mayor deseo sexual.

No beber más de la cuenta

Consumir más de dos copas puede afectar considerablemente tu desempeño en la cama. Y estamos seguros que lo que menos quieres es quedar mal con tu pareja. Los altos niveles de alcohol pueden provocar en la mujer una disminución en la sensibilidad, retrasando el orgasmo. Además, disminuye la lubricación de la vagina a causa de la deshidratación. En el caso de los hombres, es más difícil mantener la erección porque las partes del cerebro involucradas en el placer sexual se ven afectadas por el alcohol. Esto también entorpecería la llegada al orgasmo, dificultado la eyaculación.

¿Qué esperas para ponerlo en práctica!

Con información de Vinetur, El Mundo y Diario de Ibiza