Toma estos consejos en cuenta antes de comprar tu primer juguete sexual. / Foto: Cadenaser

Si estás por comprar tu primer juguete sexual, hay algunas cosas que deberías tomar en cuenta. Léete nuestros consejos y haz una compra responsable.

Un juguete sexual, como un buen bra, no se compra nomás al gatazo, no. Hay que ponerle atención, cariño. Y muuucha meditación a la tarea. Bueno, no tanta. Pero sí hay que pensarle un poquito para que compres exactamente lo que buscas. Así que te dejamos esta guía básica para que la compra de tu primer juguete sexual sea todo un éxito.

*¡Apoya al periodismo LGBT+! Conviértete en suscriptor de Homosensual aquí.*

¿Va a ser para ti o para usar en pareja?

Primero define si ese juguete sexual va a ser para ti o para usar en pareja. Porque en caso de que sea lo segundo, TIENEN QUE comprarlo juntxs. No vaya a ser que a una le entra y a la otra no, que a uno le lastima o al otro le roza su duraznito.

¿Qué tipo de estimulación quieres?

Ya que definiste si el regalito va a ser para ti o para usar con alguien más, piensa qué es lo que estás buscando. Si eres mujer y lo que buscas es estimulación del botoncito del placer —ejem, ejem, clítoris—, lo ideal es un vibrador o un succionador. Si lo que quieres es estimulación del punto G, te convendrá más un dildo, que puede ser vibrador o no.

¿Tú qué juguete sexual elegirías? / Foto: Especial

TE CONTAMOS CINCO COSAS QUE SEGURAMENTE NO SABES ACERCA DEL CLÍTORIS.

Si eres un hombre y buscas sensaciones a lo largo de una ‘herramienta’ de poder, un anillo vibrador podría ser lo que estás buscando. O si lo que quieres es estimular tu próstata para tocar el cielo, un plug anal es el amigo que estás buscando.

Checa la medida

Ya que definiste lo que quieres, empieza a evaluar sus características. Por ejemplo, si lo que decidiste comprar es un dildo, ve tamaños y grosores. No vaya a ser que lo viste muy bonito e imponente pero a la hora de la hora sientes que llevas al diablo adentro. En el caso de las mujeres, puedes usar tus dedos o los de tu pareja como referencia para saber el grosor que te queda mejor. Y, por supuesto, preguntarle al personal de tu sex shop de preferencia que te sugiera tamaños.

Puedes usar los dedos de tu pareja como indicador para saber de qué tamaño comprar tu juguete sexual. / Imagen: Giphy

Checa el material

Este es otro factor muy importante, ya que vas a encontrar desde vil plástico de juguete de puesto, pasando por silicona, metal, madera y hasta vidrio. Así que, si nos permites sugerirte, siempre opta por los juguetes de silicona si son para introducirlos en algún huequito de tu ser. Es un material no tóxico, fácil de limpiar, flexible y sin poros, lo que hace más difícil que se infecte con hongos o bacterias. Y además es de uso médico. TE DAMOS ALGUNAS RAZONES POR LAS QUE SIEMPRE DEBES PONERLE CONDÓN A LOS JUGUETES SEXUALES.

Un material que recomendamos para tu juguete sexual es la silicona de uso médico. / Imagen: Giphy

Lee las reseñas

Fundamental. Por más bonito que se vea, antes de comprarlo revisa las reseñas del producto. Así evitarás una mala experiencia del tipo: se rompió, no es fácil de usar o se puso a vibrar como loco a medianoche y despertó a todos en la casa.

Pregunta todo lo que necesites al personal

Consulta todas y cada una de tus dudas con el personal de la sex shop. Dile más o menos qué estás buscando o aventúrate a pedir sugerencias.

Otras cosas a tomar en cuenta…

Igual es bueno que consultes con el personal otras características de tu juguetito. Que te dejen muy claro cómo se usa, si es compatible con lubricantes de distintos tipos, con agua, cómo limpiarlo, si es necesario esterilizarlo, si usa baterías, etc.

No temas en preguntar todo lo que quieras saber antes de comprar tu juguete sexual. / Imagen: Giphy

Tu nuevo juguete va a ser un nuevo mejor amigo para ti. Así que, como cuando haces a un amigo, asegúrate de conocerlo bien, para que tengan la amistad más feliz y placentera. (Guiño, guiño).

¿Cómo fue tu experiencia comprando tu primer juguete sexual?