Presta atención a estas cinco cosas que quizá no sabías sobre el clítoris. / Ilustración: ClitDoris (IG: @fainkujen)

Poco se habla del clítoris, ese órgano sexual femenino cuya función es dar mucho, mucho placer. Aquí cinco cosas que quizá no sabías acerca de él.

Si te gusta dar placer a las mujeres, toma en cuenta estas cinco cosas que tal vez no sabías acerca del clítoris (y sí, sobre todo tú, querido amigo hetero).

1. Es el órgano humano con más terminaciones nerviosas.

Así es: el clítoris tiene 8000 terminaciones nerviosas, el doble de las 4000 que tiene el pene, y el único cuya función es exclusivamente dar placer. Así que chav@s, trátenlo bonito, suavecito, sean delicados, no es el botón con el que intentan cambiar de canal cuando el control no tiene pila. No es un boletito de “pégale al gordo” que raspan para ver si se ganaron siete pesos. Es la diminuta bolita del amor y como tal merece ser tratada. Susúrrenle lo guapo que se ve hoy y cántenle una canción de Michael Bublé antes de lamerlo lento pero sin miedo. Los besitos cachichurris también se les van a agradecer.

2. En algunos países por razones culturales o religiosas, la ablación del clítoris sigue siendo legal.

Esto quiere decir que hay gente que cree que tener clítoris es del diablo, que las mujeres no tenemos derecho a sentir placer, que la bolita del amor necesita ser extirpada para tener un alma pura. Agradezcamos no haber nacido en alguna comunidad dentro de Benin, Burkina Faso, Camerún, Chad, Costa de Marfil, Djibouti, Egipto, Etiopía, Eritrea, Gambia, Ghana, Guinea, Guinea-Bissau, Kenya, Liberia, Malí, Mauritania, Níger, Nigeria, República Centroafricana, República Democrática del Congo, República Unida de Tanzanía, Senegal, Sierra Leona, Somalia, Sudán, Togo, Uganda, Yubuti y Zambia. Gracias, Universo, por dejarme vivir en un país en donde puedo tener un orgasmo cada vez que quiero. Aunque México tenga el primer lugar en feminicidios en el mundo, por lo menos aquí no nos cortan el clítoris, porque Dios se la pasa apriete que apriete pero hasta hoy no nos ha ahorcado.

Mira también: 9 mentiras que el porno te ha dicho sobre sexo lésbico

3. El clítoris tiene erecciones, glande y prepucio.

Sí, como un pene pero diminuto. Aunque no tan chiquito como ustedes creen y mucho menos tan mini como para no encontrarlo. El clítoris promedio mide entre nueve y once centímetros. La bolita del amor es el centímetro exterior y es solo una pequeña parte de él. Por dentro está el tronco y es tan largo que se bifurca rodeando a la uretra y a la vagina. Qué lástima que no sabía esto en la primaria, me hubiera encantado jugar a ver quién lo tenía más grande.

El clítoris tiene glande y prepucio. / Foto: @fainkujen (IG)

4. Eso de que “me vine por adentro” o “me vine por afuera” es un mito.

Existe solo un tipo de orgasmo. Claro que la intensidad y el camino para conseguirlo es diferente en cada mujer, incluso cada vez que tiene uno. Para llegar al clímax no es necesaria la penetración. El orgasmo es siempre producido por el clítoris propagándose por la vagina. Esto concluyeron Masters y Johnson, los papás de la sexología, que tras miles de vaginas analizadas lograron desbancar a Freud, quien desde el diván creyó haber descubierto el hilo negro de la sexualidad femenina. Para que le pongan un altar hoy mismo, les digo que la bolita del amor es la responsable de todos los orgasmos femeninos. A menos, claro está, que hablemos de seres superiores que logren venirse con el poder de la mente. Yo no me he iluminado lo suficiente así que seguiré rezándole a San Clítoris.

Mira también: Las uñas no tienen que ser enemigas del clítoris

5. El último y más importante punto es…

El clítoris tiene una innegable relación con la mente y las mujeres solemos tener la mente enchufada a las emociones, y no por caer en clichés. Realmente estamos conectadas. Así que queridas portadoras de clítoris: conózcanse, ámense, respétense y conecten con quien así mismo las trate para que la pasen bomba con la bolita del amor.

Oigan, pero esto no lo digo yo, eh…