Para que no tengas dudas, te decimos los mitos y verdades del beso negro. / Foto: Especial

El sexo es muy diverso, tanto que a veces desconocemos algunas prácticas. Para que conozcas más, te dejamos algunos mitos y verdades sobre el beso negro.

En el sexo —como en la guerra y el amor—, todo se vale. Sin embargo, hay prácticas que desconocemos e incluso vemos como extrañas. Y no necesariamente son malas, de hecho pueden llegar a ser muy placenteras, solo necesitamos un poco de información para hacerlas de forma correcta. Te compartimos algunos mitos y verdades sobre el beso negro.

El beso negro es antihigiénico

MITO. Aunque se trate del ano, el beso negro no necesariamente es una práctica antihigiénica. Se recomienda hacerse un enema y depilar y limpiar perfectamente la zona externa del ano para que todo esté limpio. Si además de todo lo anterior se practica después de un baño, el beso negro será todo menos antihigiénico.

El beso negro es muy placentero

VERDAD. El beso negro es una práctica sexual muy placentera. El ano contiene muchas terminaciones nerviosas y, si se estimulan de forma correcta, el beso negro será el plus antes de la penetración. Se recomienda comenzar abriendo las pompas de la persona con las manos, empezar a rozar el ano con los labios y finalmente comenzar a estimular con la lengua.

No necesita protección

MITO. Al igual que en cualquier otra práctica sexual, no se está exento de una infección de transmisión sexual, por lo que se recomienda usar protección. Si decides no protegerte, lo recomendable es que solo lo hagas con una pareja estable. Pero pero de preferencia coloca un condón de sabor y así será muy seguro y agradable.

Se puede llegar al orgasmo

VERDAD. Así es, sobre todo los hombres pueden lograrlo. Como antaño se mencionó, el ano tiene muchas terminaciones nerviosas, por lo que con una muy buena estimulación y un arduo trabajo con la lengua, se puede llegar al orgasmo a través del beso negro. Hay que recordar que el punto G de los hombres se encuentra en el ano.

El beso negro puede ser realmente placentero. / Foto: Giphy

Es exclusivo de los hombres

MITO. Totalmente falso, aunque existe la falsa creencia de que solo los hombres gays pueden practicar el beso negro, este no se limita a ellos. Las mujeres también tienen una alta sensibilidad en el ano. Y, en consecuencia, pueden tener una experiencia sumamente placentera.

Solo se debe asear el ano y no la boca

MITO. Esta es otra falsa creencia. Recordemos que la saliva también transmite enfermedades e infecciones. Por eso, antes de practicar el beso negro, se recomienda lavar dientes y boca. Como siempre, lo mejor es usar protección, ya que reduce el riesgo de transmitir o contraer alguna ITS.

¿Listos para comer durazno, Homosensuales?

Con información de Bienestar 180, Vice y SoHo.