Después de ver estas razones entenderás que es más difícil ser pasivo que activo. / Foto: Playbuzz

Hay que reconocerle el mérito a estos muchachos. No podemos negar que es más difícil ser pasivo que activo, y estas son las razones.

Qué bonito es darle gusto al gusto y ponerle como dios manda. Pero no todo es miel sobre hojuelas, hay cosas que vuelven complicado el arte de echar pasión. Aquí vamos a darte unas razones de por qué es más difícil ser pasivo que activo. SIGUE ESTAS RECOMENDACIONES SI ERES ACTIVO Y VAS A SER PASIVO.

*¡Apoya al periodismo LGBT+! Conviértete en suscriptor de Homosensual aquí.*

Duele más

Sí, no te vamos a mentir. Ser pasivo puede ser muy, muy placentero, pero al principio del acto carnal vas a sentir dolor. Esto hace que muchos chicos que quieren comer berenjena con el durazno tengan miedo. POR ESTA RAZÓN DECIMOS PALABRAS COMO ‘BERENJENA’, ‘DURAZNO’ Y NOPOR.

«Eso de verdad duele». Y vaya que sí. / Imagen: Tenor

Hay que prepararse desde antes

Como dirían las abuelitas: «No son enchiladas, mijito». Los pasivos saben perfectamente que para que no pasen accidentes tienen que preparar la cueva del guerrero antes de recibirlo. MIRA CÓMO HACERTE UN ENEMA Y NO MORIR EN EL INTENTO.

A veces quedan secuelas

Debes estar consciente de este punto antes de que te avientes a las revolcadas. No creas que serán secuelas muy graves, solo tendrás un dolorcito por un par de días, nada más. ENTRA AQUÍ PARA QUE VEAS LO QUE TE PASARÁ LA PRIMERA VEZ QUE SEAS PASIVO.

Pero se pasan, no te preocupes. / Imagen: Giphy

Pasas más momentos incómodos

O sea, tampoco creas que será la vergüenza de tu vida, no. Pero sí hay el riesgo de que ensucies al pasivo, por ejemplo. O que cuando estés dándole vuelo a la hilacha te den ganas de ir al baño. Relájate, no es tan grave. ESTOS SON LOS RIESGOS A LOS QUE TODO PASIVO SE EXPONE.

No puedes ir rápido desde el inicio

Pues no, no son competencias. Para que el pasivo disfrute como debe ser, tiene que empezar lento y contento, y después tiene que ser duro contra el muro. ESTAS 10 IMÁGENES DESCRIBEN A LA PERFECCIÓN TU PRIMERA VEZ COMO PASIVO.

«Tranquilo», tiene que ser todo con calma. / Imagen: Tenor

Te dejan a medio viaje

¡No sean así de groseros! Hagan que el pasivo llegue hasta las nubes y pueda sentir la gloria. Lamentablemente, muchos activos le sacan el veneno a la cobra y dejan a su compañero ahí abandonado. ÉCHALE UN OJO A ESTAS SON COSAS QUE TODO PASIVO APRECIA DE UN ACTIVO.

Corres más riesgos

A ver, no entres en pánico, pero sí hay cosas con las que debes tener más cuidado. Puedes terminar con algunas fisuras ahí donde no te da el sol, así que mucho cuidado. CON ESTOS CONSEJOS PUEDES EVITAR ESTOS RIESGOS.

O sea, tampoco son riesgos de muerte, eh. / Imagen: Giphy

¿A poco creías que ser pasivo nomás era sentarse en una berenjena y comenzar a cabalgar como el llanero solitario? No. Estos muchachos merecen su crédito por las situaciones que pasan. HAZ ESTE QUIZ Y DESCUBRE QUÉ TIPO DE PASIVO ERES.

Eso sí, ya cuando eres de carrera larga se disfruta muchísimo ser pasivo, así que ustedes tranquilos, homosensuales.