La Gran Manzana ha sido el hogar de las mayores divas de la historia como Holly Golightly, Carrie Bradshaw y Fanny Brice. Así, Nueva York ha protagonizado mis mejores fantasías turísticas.

Las posibilidades de una de las ciudades más emocionantes del mundo nunca terminan. Incluso los turistas de hueso colorado saben que hay que salir de Manhattan y disfrutar de Brooklyn, Queens, Staten Island, the Hamptons y hasta New Jersey (para tomar las mejores fotos). Museos, restaurantes, eventos musicales y deportivos… hay de todo y para todos, ¿pero qué es lo que más amo de Nueva York?

Washington Square
  • La biblioteca pública: Porque un montón de libros no tiene por qué ser aburrido. Además de ser una colección colosal, su arquitectura es magnífica, y ha sido locación de decenas de películas.
  • El brunch del Rainbow Room: La mejor experiencia gastronómica de mi vida. Aunque tuve que reservar semanas antes y gastarme una pequeña fortuna, los interiores hermosos, la vista sublime, la banda pero en vivo y las diez estaciones de comida deliciosa lo valieron con creces.
  • El Met: Los amantes del arte no nos lo podemos saltar. Claro que también está el MoMa, el Guggenheim y centenares de galerías, pero la colección del Museo Metropolitano de Arte no tiene igual.
  • Los Rascacielos: La selfie con una vista panorámica es obligatoria en nuestra historia de Instagram. Ya sea el One World Trade Center, el Empire State, el Chrysler o The Rock; en la mañana, al atardecer o en la noche, sentirse en las nubes es increíble.
  • El tour a pie de comida: Comer como un verdadero neoyorquino tiene su chiste, ya que ellos saben dónde hay comida auténtica excelente al mejor precio. Al tratarse de una ciudad con tantos inmigrantes, la oferta de sabores es inigualable, y el recorrido de Food on foot es exquisito, barato y casual. Cada recorrido es diferente, y en tres horas un guía magnífico me llevó a comer pizza, sándwiches, tacos, pan dulce griego y hamburguesas, pero él además me recomendó lugares de comida china, judía, latina, hoy dogs y mucho más; en cualquier zona y a cualquier precio.
¿YA LEÍSTE ESTO?
Cosas que NO te hacen más o menos gay
Times Square

Relacionada: ¿Qué hace un turista gay en Miami?

  • Broadway: Ballet en Moscú, ópera en Viena y hasta el carnaval en Río… pocos espectáculos culturales en el mundo brillan como el teatro en Broadway. Desde los clásicos Fantasma de la Ópera y Los Miserables, hasta pequeños teatros con obras independientes pero de calidad; experimentar una producción teatral en esta ciudad debe hacerse al menos una vez en la vida. Los telones, los reflectores, el maquillaje y las voces son las mejores del mundo, y nos obligan a dejarnos llevar por historias que nos hacen reír, llorar, y llorar de risa.
  • La arquitectura: Es curioso cómo edificios antiguos y modernos se mezclan tan bien. Al ser una ciudad tan vieja, los vestigios coloniales, el toque vintage y los detalles contemporáneos se combinan para ofrecernos una experiencia única. También hay mucho arte urbano, y claro, puentes carismáticos.
  • Central Park: También protagonista de tantos films que la vida no nos da para verlos todos. En primavera es perfecto para un picnic, en verano para trotar, en otoño para disfrutar el color de los árboles, y en invierno para admirarlo desde una ventana alta con una taza de chocolate caliente en las manos.
  • Grand Central Terminal: Jamás creí que una estación de tren podría ser tan excepcional, y mucho menos que se convertiría en uno de mis lugares favoritos en el mundo. Su encanto antiguo, su gente y su magnitud hipnotizan a cualquiera.
  • La apertura de mente: en pocas ciudades nos sentimos tan bienvenidos como aquí. Todo es friendly (quizá porque los locales lo han visto todo, están acostumbrados, y realmente no les importa la vida de los demás, cada quién está en lo suyo). Los heterosexuales pueden llegar a pasar un rato excelente en lugares LGBT, ya que la calidad es alta, y la variedad, amplia (si hasta bares deportivos gay hay). Y aunque hay lugares para nosotros por todo Nueva York, en Chelsea y en Hell’s Kitchen es donde las banderas multicolores abundan.
¿YA LEÍSTE ESTO?
Conoce la historia de estos asesinos seriales de homosexuales
Grand Central Terminal

¿Si van, me invitan? Juro que no como mucho, y que quepo en una bolsa Vuitton para Bulldogs franceses para ir en la cabina. Si quieren ver algunas fotos originales, dense una vuelta por mi cuenta de Instagram.

Tienes que leer también: