5 cosas que muero por hacer en Japón

Japón parece tener una cultura muy lejana y extraña para los occidentales, con estereotipos y etiquetas que muchas veces nos nublan la vista.

Este país, desafortunadamente, no es tan LGBT-friendly como a muchos nos gustaría (debido a los valores conservadores relacionados con el matrimonio y la herencia de los apellidos), y aunque no hay tantos hombres fuera del clóset, tampoco es un crimen. Es un país donde el concepto de sexo, sexualidad y género es muy diferente al que conocemos en occidente. Se tienen registros muy antiguos de prácticas homosexuales (en monasterios y armadas), pero no como hoy las conocemos. Por lo mismo, mucho de lo que consideramos “gay” a veces ni se concibe, y como ventaja, tampoco hay tantos actos homofóbicos. Sin embargo, también tienen muchos comportamientos considerados “femeninos” por occidente pero que social y culturalmente no se tachan (como cierto contacto físico, gesticulaciones o el uso de maquillaje). Así, conocer la nación del sol naciente podría ser interesante. ¿Entonces, qué muero por hacer en Japón?

Regresar
Siguiente

Callejear

Akihabara

Como en todas las sociedades cosmopolitas, claro que en Japón hay muchos barrios/vecindarios/zonas que hay que visitar para disfrutar la cultura más allá de los museos, templos y monumentos. En Tokyo están Asakusa (tradicional), Odiaba (con las mejores vistas para Instagram), Ginza (para las compras) y Akihabara (urbano e iluminado gracias al impresionante impacto tecnológico). En Osaka, Minami y Dotonbori (similares a Akihabara).

Relacionada: 5 cosas que un turista LGBT debe hacer en Bogotá.

Regresar
Siguiente

Japón no es solamente Pokémon y Nintendo. Ah, pero si no me compro al menos un imán para el refri o un llavero de Hello Kitty, mi viaje estará incompleto.