Barcelona es de las ciudades más consentidas de España y del Mediterráneo gracias a sus bellas playas, su atmósfera relajada, su rica historia y su sociedad cosmopolita.

Todos los turistas hacen colas kilométricas y eternas para entrar a La Sagrada Familia, otros se pierden en las ramblas. Pero les cuento por qué Barcelona es el paraíso del turismo LGBT:

Regresar
Siguiente

Los turistas aman recorrer las calles

Piérdanse explorando

Lo mágico de esta ciudad es curiosear entre los recovecos de distintos barrios LGBT friendly con personalidad única. La cultura urbana de Raval ha sido inspiración literaria de infinidad de autores gracias a la forma que le han dado las clases bajas y artísticas a lo largo de su historia. El Born tiene callecitas preciosas y sofisticadas para un coctel o un café en la tarde o una rica cena. El barrio gótico es de los más famosos gracias a su historia y su arquitectura. Y en la pintoresca Ciutat Vella uno se puede perder entre su encanto, sus escaparates y su gente.

Regresar
Siguiente

Como últimas recomendaciones, tampoco dejen de ir a comer como rey en La Boquería, el parque de Joan Miró, el Parc Güell;  y los muchos, muchos museos de arte. ¡Y salud por Gaudí!

Tienes que leer también: