Con ayuda de Bob Esponja, te aclaramos algunos mitos sobre la transmisión del VIH. / Foto: Nickelodeon

Aún existen muchos mitos sobre la transmisión del VIH. Aquí te los aclaramos con imágenes de Bob Esponja.

Hay mitos sobre la transmisión del VIH que van desde cosas tan absurdas como que hay “bananas con sangre que transmiten el virus” hasta cosas que podrían sonar más razonables como compartir una navaja de afeitar con alguien que vive con VIH.

Pero en Homosensual te decimos ¡NO!, ni los mosquitos, ni los cepillos de dientes, ni los besos transmiten el VIH.

*¡Apoya al periodismo LGBT+! Haz click aquí y conviértete en nuestro suggar daddy 🌈😎*

Aquí te presentamos una lista de 5 cosas que puedes hacer en la cama (o en el sofá o en el cuarto oscuro o donde tú quieras) que no transmiten el VIH. REVISA ESTE EXPERIMENTO DONDE CIENTÍFICOS LOGRARON ELIMINAR EL VIH.

Lluvia dorada

La orina no contiene el virus, o al menos no en cantidad considerable. Si eres de los que les gusta la golden shower, no hay de qué preocuparse, incluso si te tomas la orina de la otra persona. Mucho menos se transmite el VIH por compartir el baño con personas que viven con VIH y sentarse en la pipí de otros.

Sexo protegido con una persona que vive con VIH

Aún existen personas que no quieren tener relaciones con personas que viven con VIH; sin embargo, debes saber que si quien vive con VIH está usando tratamiento, la posibilidad de trasmitir el VIH es muy, MUY baja. Así que si a eso le sumas el usar condón, entonces la posibilidad de transmitir el virus es 0. Las personas que tienen el virus tienen todo el derecho de seguir disfrutando de su vida sexual.

Mira también: 8 grandes errores que cometemos al hablar de VIH

Sexo oral

Existen algunas infecciones de transmisión sexual que se pueden transmitir por el sexo oral, pero el VIH es muy difícil que se transmita de esta forma. Lo que recomendamos es que si lo vas a hacer, no eyacules en la boca ni tragues semen. Por otro lado, si tú o tu pareja tienen heridas en la boca ocasionadas por extracciones de muelas o infecciones en las encías, mejor usen condón. En general, si eres de los que usa preservativo para el oral, sigue usándolo y estarás más protegido de otras ITS.

Lamer el cuerpo

El sudor tampoco contiene el virus así que si “te comes” a alguien completito, no hay probabilidad de que haya transmisión, incluso si acaba de llegar de hacer ejercicio y está todo sudado. Los besos, incluso si son muy intensos, tampoco tienen la posibilidad de transmitir el VIH.

Beso negro

El contacto de la boca con el ano tampoco tiene riesgo ya que no hay contacto de fluidos. Incluso si hubiera materia fecal en la zona, no hay problema porque no contiene el virus. De lo que sí hay que cuidarse es de la hepatitis A, porque esa sí se puede transmitir fácilmente por esa vía.

Mira también: Estudio identifica la droga que más afecta a personas viviendo con VIH

Para información más detallada de lo que explicamos aquí, visita este artículo.

Como lo mencionamos, el hecho de que no haya riesgo de contraer el VIH, no significa que no haya que protegerse de otras infecciones como la hepatitis B, la gonorrea y el VPH, los cuáles son muy comunes entre homosexuales y bisexuales.

Recuerda que los fluidos que sí pueden transmitir el VIH son solo el semen y la sangre. Prácticamente todos los casos de VIH entre hombres gays y HSH se dan por penetración anal sin protección, así que ahí sí no dejes de usar condón y lubricante.